El Catering, es el servicio de suministro de comidas y bebidas en fiestas, eventos, celebraciones, presentaciones...

Hay ocasiones en las que los hoteles, salones de fiestas o empresas de catering, ofrecen este servicio junto con el alquiler de sus instalaciones, servicio de camareros, y suministro de mobiliario y enseres...

Otras empresas, están especializadas en trasladar la comida y bebida al lugar que disponga el cliente, además del servicio de profesionales (camareros, cocineros, personal de limpieza), decoración (vajilla, centros de mesa, mantelería...), ambientación y animación. Esta tendencia, se debe a que las expectativas de los clientes van más allá de un menú completo.

Hay varios tipos de servicio de catering, y antes de la realización del evento, habrá que estudiar cual se ajusta mejor a lo que estamos buscando:

  • Banquetes: La calidad y la presentación suelen ser muy importantes, ya que se trata de cenas formales donde la gente está sentada.
  • Cócteles: combinan bebidas con comida de picoteo.
  • Buffet: Proveen de una gran variedad de comida, para mucha gente. Se suelen ofrecer variedades de platos fríos, calientes y guarniciones.

Cuando vayamos a realizar una celebración o evento, y vayamos a contratar una empresa de catering, es importante que tengamos en cuenta ciertos detalles:

  • El catering debe ofrecer un trato totalmente personalizado, ser flexible en la oferta de menús y poner a nuestra disposición una selección de personal cualificado y experto, que se esforzará en intentar satisfacer al cliente. Todo debe estar siempre supervisado por profesionales totalmente experimentados en el sector.
  • Debe ofrecernos una buena relación calidad-precio. Los productos deben ser de calidad, y los platos deben tener una buena presentación, y una correcta temperatura. El tiempo de espera entre un plato y otro, debe ser el adecuado. Y la cantidad de comida y bebida debe ser la suficiente para cubrir todas las necesidades de los invitados.
  • El contrato con la empresa de catering debe ser muy claro. En él se deben reflejar todos los posibles aspectos del servicio: detalle de los platos y alimentos, detalle de bebidas incluidas en el precio, horarios de camareros, servicios de limpieza, montaje y desmontaje...también debemos asegurarnos de que el servicio esté asegurado, ya que siempre pueden surgir diferentes eventualidades.
  • Es importante, que antes de seleccionar la empresa de Catering, visitemos las instalaciones donde trabajan, las cocinas, los hornos, las neveras, las vajillas...así comprobaremos que todo sea profesional. Sería aconsejable, acudir a una sesión de prueba de los platos y bebida y así poder evaluar la calidad de la comida, el trabajo del personal, su atención… También sería importante, contar con referencias anteriores de otros clientes y eventos realizados.